Cenizas quedan

Iniciamos nuestro 20 aniversario con una exposición que muestra parte de la vanguardia de artes visuales de El Salvador

Fecha

del 10 al 28 de febrero

Horario

7:00 p.m

Cenizas quedan

El Centro Cultural de España en El Salvador (CCESV) inaugura la exposición Cenizas quedan el día sábado 10 de febrero a las 7:00 p.m., una exhibición con la participación de cuatro artistas: Natalia Domínguez, José David Herrera, Walter Iraheta y Nadie.

La primera exposición de 2018 inicia la celebración en artes visuales de los veinte años de existencia del CCESV y pretende continuar la senda por la apuesta de la vanguardia en artes visuales en El Salvador. Los cuatro artistas locales presentan piezas trabajadas de manera individual a la que se sumará una pieza colectiva y una fiesta de la Nuit Blanche 2018 (Noche Blanca) que coincide con la inauguración de la exposición.

Cenizas quedan es una exposición compuesta por cinco piezas trabajadas por los artistas, unas mostradas con anterioridad y otras inéditas, realizadas en diferentes lenguajes y aproximaciones hacia una misma realidad: su relación con el Centro Cultural de España en El Salvador en los últimos años.

La muestra intenta fijar un marcador en el tiempo, ser una despedida y una bienvenida, cerrar un ciclo y abrir otro, ser el inicio de las celebraciones de los veinte años de existencia del CCESV.

Los cuatro artistas expuestos interpelarlen al CCESV, manteniendo un diálogo con el espacio, desde la relación personal que cada uno ha tenido con nuestra institución. Para los cuatro, el hecho de exponer aquí constituye un acto simbólico en sí mismo.

Las piezas pretenden evidenciar aspectos de las relaciones humanas que muchas veces son escondidas o pasadas por alto en un ambiente institucional.

Conjunto de piezas de la muestra:

Embossing, un grabado e instalación de Natalia Domínguez.

Escalera, objeto de acrílico transparente de José David Herrera.

Sombra, video-proyección y audio de Nadie.

Superlativos, pintura mural de gran escala e ilustraciones de Walterio Iraheta.

Definir los eventos que marcan las divisiones en el tiempo es una tarea difícil y polémica generalmente delegada a quienes estudian la historia, sin embargo, también es una actividad ordinaria a todos los seres humanos ya que frecuentemente definimos qué eventos marcan nuestra historia personal: el nacimiento de un hijo, la ruptura de una relación, el inicio de una nueva experiencia.

Cenizas quedan sirve como el alfiler que punza en la línea del tiempo marcando una ruptura. Las señales de cambio son claras, sin embargo las marcas del pasado se evidencian en lo que somos ahora.

 

Donde: